Saltar al contenido

Bromelia

bromelia tipos

Las bromelias son grandes plantas para el paludario o el vivarium. Son fáciles de cultivar, siendo tolerantes a las condiciones de humedad, y se ven muy atractivas cuando se unen a las ramas y al corcho. Son muy comunes en las selvas tropicales, típicamente viviendo epífitamente en los árboles.

La humedad se acumula en los axiales de las hojas de estas plantas, y cualquiera que tenga ranas dardo se dará cuenta de que los renacuajos de muchas especies en realidad pasan las primeras semanas de su vida en estos diminutos cuerpos de agua en lo alto del dosel del bosque.

Hay más de 3000 especies de bromelias de 57 géneros diferentes, y aunque algunas están ampliamente disponibles, la gran mayoría raramente o nunca se pondrán a la venta.

Las bromelias compradas en tiendas se venden generalmente en macetas, pero esto se hace para mantener la planta en posición vertical y regarlas fácilmente. Cuando se usan estas plantas en un paludarios, pueden ser clavadas o atadas en el lugar que quieras, una pared del paludario para crear magníficos especímenes de plantas entre otras hojas de follaje más pequeñas.

Fotografía Pablo Fernández

Las bromelias son normalmente baratas de comprar y se encuentran fácilmente en tiendas de hogar y jardín, con un suministro cada vez mayor disponible en las tiendas online.

Las bromelias son famosas por almacenar el agua de lluvia en las bases de sus hojas superpuestas, y pueden ser el hogar de numerosos animales, desde insectos hasta anfibios.

Las ranas flecha son posiblemente el mejor ejemplo conocido; los renacuajos se depositan en estos diminutos cuerpos de agua, y aquí es donde permanecen hasta que emergen como ranas.

Un paludario regularmente rociado con agua de lluvia replicará su entorno natural muy bien. Pero más que esto, sus gruesas hojas gomosas crean superficies adicionales para apoyar a los animales del paludario, y rincones y grietas dentro de las cuales se pueden esconder.

Cuidado de las Bromelias

En general, estas plantas son bastante resistentes, aunque las plantas más antiguas compradas en tiendas no siempre se adaptan tan bien a las nuevas condiciones de un paludario.

Intenta mantenerlas en un ambiente húmedo, pero no demasiado. Un signo seguro de demasiada humedad o de ventilación insuficiente es la putrefacción de las hojas, que se tornan marrones y se caen.

Hay que dejar que las raíces de estas plantas se sequen periódicamente. Aunque hay mucha humedad en el dosel de la selva, también hay mucha ventilación. Éstas tienden a funcionar mejor cuando se plantan en urnas altas, lejos de las partes más húmedas.

Por supuesto, durante las estaciones más húmedas, el agua de lluvia caerá regularmente sobre estas plantas, y llenará los axiales. Una buena nebulización puede simular esto, lo que también ayuda a mantener las hojas limpias si las ranas las usan como soporte.

Es importante no usar agua del grifo para esto, ya que las sales disueltas dañarán la planta. La ósmosis inversa, el agua destilada o de lluvia es esencial. En general, cuando se nebuliza un paludarium de la selva tropical, el agua del grifo no se utiliza NUNCA.

Muchas urnas tienen áreas húmedas y secas, y puede ser necesario mover tu Bromelia, o aumentar la ventilación si no parece estár bien donde la ubicaste.

En la naturaleza estas plantas experimentan períodos más secos en invierno, y es mucho más probable que una planta se dañe por demasiada agua que por poca.

Si tienes un sistema de nebulización automático, las boquillas de pulverización pueden apuntar hacia las plantas o alejarse de ellas según sea necesario.

En algunas instalaciones más pequeñas, o en urnas con un considerable componente de agua, puede ser difícil mantener a las bromelias sanas a largo plazo, y pueden beneficiarse si se sacan de vez en cuando del paludario. Debes tenerlo en cuenta antes de que una bromelia sea plantada permanentemente en las estructuras de los las urnas.

Agua

Las bromelias están adaptadas para soportar la sequía, pero son mucho menos tolerantes al exceso de agua que puede causar la putrefacción de las raíces. Es importante que tu bromelia se plante en un medio que permita un rápido drenaje.

Cada vez que riegue el medio de la maceta, empápala bien para que el agua salga de los agujeros de drenaje. Esto eliminará cualquier acumulación de sales en el medio de la maceta.

Muchas bromelias también tienen un tanque que acumula el agua. Esta es la parte de la planta donde las hojas se juntan y forman lo que parece una copa. Las bromelias también toman agua a través de su tanque central.

Llena el tanque con agua, preferiblemente de lluvia, y asegúrate de enjuagarlo regularmente para evitar el estancamiento de agua. Si tienes una bromelia epifítica, lo que significa que tu planta está creciendo en una roca, corteza de árbol, o de alguna manera montada en lugar de en una maceta en el medio, el riego es un poco diferente. Puedes simplemente mantener la planta húmeda rociándola regularmente.

Nota: Es importante no usar nunca un recipiente de metal para regar una bromelia. Las bromelias son muy sensibles al metal y los resultados podrían ser devastadores para su planta.

Humedad

Al igual que las bromelias que crecen al aire libre, las bromelias de interior también prefieren el 60% de humedad. Este nivel de humedad puede ser muy difícil de mantener, especialmente en una casa que se calienta con calefacción en la temporada de invierno. Hay varias opciones para aumentar los niveles de humedad.

  • Pon un humidificador cerca de su planta.
  • Crea una bandeja de humedad. Simplemente toma un platillo o bandeja de plantas poco profunda y llénala con pequeños guijarros o piedras decorativas. Llena la bandeja con agua hasta justo debajo de la superficie de las piedras. Luego coloca tus bromelias en maceta sobre o cerca de la bandeja. El agua añadirá humedad al aire y aumentará la humedad en esa zona. Si colocas la maceta encima de la bandeja, es importante que te asegures de que no se sumerja en el agua. Esto mantendrá las raíces de la bromelia demasiado húmedas y puede resultar en la putrefacción de la raíz.
  • Coloca algunas plantas más en las cercanías. La transpiración, el proceso en el que una planta convierte el agua en vapor y la libera a la atmósfera, ayudará a elevar la humedad del área inmediata.
  • Utilice un pulverizador para rociar la planta con regularidad. Esto requiere un poco más de diligencia pero es bastante simple.
  • Como no si las mantienes en un paludario todo esto no lo necesitas por lo que mantenerlas en estas urnas es una gran ventaja.

Luz

Las bromelias tienen un amplio rango de tolerancia a la luz. Algunas variedades prefieren la luz brillante e indirecta mientras que otras prosperan en una sombra casi constante.

En su mayor parte, las bromelias prosperan en espacios brillantes y soleados. Sin embargo, la exposición a la luz directa del sol durante un período de tiempo prolongado puede causar daños a las hojas. En invierno, una ventana orientada al sur es ideal.

Fertilización

Las bromelias requieren poca fertilización. Ocasionalmente puedes usar un fertilizante soluble en agua. Nunca añadas fertilizante en el tanque central de las bromelias.

En su lugar, fertiliza alrededor de la base de la bromelia. Las plantas de epífitas pueden beneficiarse de un fertilizante líquido diluido de 1/2 a 1/4 de fuerza.

Simplemente rocía la mezcla sobre tu planta de apífita. Muchas personas tratan de fomentar un crecimiento más rápido con el uso de fertilizante. Pero debido a que las bromelias son plantas de crecimiento lento, demasiado fertilizante puede hacer que los colores disminuyan.

Floración

La mayoría de las bromelias florecen sólo una vez en su vida. Las hojas de colores brillantes que a menudo se confunden con las flores se llaman brácteas, una estructura similar a una hoja de la que puede crecer una inflorescencia.

Una bromelia crece al añadir nuevas hojas al centro de la planta. En algún momento, el centro se llenará y las nuevas hojas ya no tendrán espacio para formarse. En este punto, la bromelia centrará su energía en la producción de crías, también conocidas como compensaciones.

La floración de una bromelia puede durar varios meses y las coloridas brácteas aún más. Puedes cortar la flor una vez que se vuelve antiestética. Usa un instrumento afilado y esterilizado y corte la espiga lo más posible sin dañar la parte restante de la planta.

Lamentablemente, la planta madre morirá. Pero esperemos que no antes de producir descendencia para continuar su legado.

Siguiendo unos simples pasos puede seguir disfrutando de las bromelias, tanto en el interior como en el exterior, durante varias temporadas.

  • Proporcionar luz brillante sin exposición directa al sol.
  • Mantener la humedad óptima.
  • Mantener el aire fluyendo alrededor de las plantas.
  • Asegúrate de que las plantas se mantengan húmedas pero no empapadas.
  • Proporcionar un drenaje adecuado.
  • Fertilizar con moderación.

Siempre es importante leer las especificaciones de tu variedad particular de bromelia. Los requisitos para el cuidado de las bromelias pueden variar y es posible que tengas que modificar algunas cosas, como la exposición a la luz o las técnicas de riego para un crecimiento óptimo.

¿Qué bromelias son adecuadas para el paludarios?

Hay miles de tipos diferentes de bromelias, pero no todas son adecuadas para el vivero o el paludarium. En primer lugar, muchas pueden crecer muy grandes.

Si tienes un paludario pequeño, o incluso mediano, estas plantas pueden superar rápidamente su espacio. En segundo lugar, algunas tienen bordes de hojas dentados o con púas. Estas pueden ser peligrosas para algunos ocupantes del paludario, y de nuevo deben ser evitadas.

Sin embargo, existen grandes bromelias de paludarios. Las mejores especies epífitas incluyen miembros de los géneros Neoregelia, Tillandsia (plantas aéreas) y Vriesea, mientras que Cryptanthus parece ser la mejor de las no epífitas.

Algunos aficionaos tienden a poner plantas más jóvenes y pequeñas en sus urnas, y las reemplazan a medida que crecen demasiado, aunque hay bromelias muy pequeñas en cada género.

A continuación te presentamos ejemplos de las especies más pequeñas y más adecuadas para su uso en viveros y paludarios.

Tipos de Bromelias para el vivero / paludarios

Guzmania

Las guzmanias son buenas plantas para el paludarium con flores atractivas, pero generalmente de follaje sencillo. Todavía pueden ser demasiado grandes para muchos paludarios. Busca el cultivar ‘Theresa’, que es ciertamente una de las variedades más pequeñas.

Las hojas de la NeoregeliaVriesea van desde completamente lisas a fuertemente rayadas.

Vriesea

Vriesea es otro excelente género de bromelias adecuado para el paludarium. Hay una amplia variación en el color de las hojas, y, de nuevo, muchas especies pueden ser demasiado grandes. Busca la “Astrid”, se cultivan muy bien y tienen de menos de 15 centímetros de altura.

Neoregelia

La Neoregelia compacta es otra bromelia muy pequeña, de menos de 15 cm de diámetro.

Neoregelia “Faisán”, una hermosa planta roja, cultivo fácil, y otra vez cerca de 15 cm de ancho, tan pequeña como para cualquier paludario.

Neoregelia ‘Bola de fuego’ esta encantadora planta roja es actualmente una especie no descrita, sin embargo su pequeño tamaño y su hermoso follaje la convierten en la bromelia perfecta para el vivero más pequeño.

Aechmea

La Aechmea es menos fácil de conseguir que algunos otros géneros. Tiene alrededor de 20 centímetros de altura cuando está completamente desarrollada. Esta especie tiene una maravillosa flor rosa/púrpura.

Tillandsia

La Tillandsia representa un caso especial cuando se trata de añadirlas al paludario. Estas plantas de aire pueden ser ligeramente “pegadas” en su lugar con un sellador de silicona para acuarios.

También pueden ser atadas o encajadas en un agujero. Con el tiempo, echarán raíces. Como otras bromelias, demasiada humedad matará a Tillandsia, así que deben ser montadas en las regiones más secas del tanque, recibiendo sólo una ligera nebulización de vez en cuando. Las especies recomendadas son Tillandsia stricta y, quizás la bromelia más pequeña del mundo, Tillandsia minutiflora.

Cryptanthus

Estas bromelias, a diferencia de los tipos mencionados, no son epífitas, y en la naturaleza crecen enraizadas en el suelo. En el paludario también deben ser plantadas en el suelo. Hay varios miembros muy atractivos de este género, pero desafortunadamente muchos tienen bordes de hojas espinosas, por lo que no todas son adecuadas para todos los recintos.

Las especies más pequeñas incluyen Cryptanthus bivittatus y Cryptanthus beuckeri.

No hay duda de que hay muchas más especies de pequeñas bromelias, y nuevos variedades se están desarrollando todo el tiempo.

Cómo fijar una bromelia

La función de las raíces superficiales de estas plantas es principalmente la de adherirse a un sustrato, más que la de absorber nutrientes, como es el caso de las plantas con raíces típicas.

En las selvas tropicales, las plantas se encajan en una horquilla entre dos ramas, y a medida que la planta crece, las raíces la fijan firmemente en su posición. Es importante asegurarse de que estas plantas estén firmemente fijadas en su lugar, especialmente si van a retener agua (y por lo tanto aumentarán de peso) o si los animales las utilizan para subirse. En la naturaleza las bromelias pueden caer, pero esto es algo que debe evitarse en tu paludario.

Por suerte, anclar una bromelia es fácil. Queremos que las raíces se adhieran a la madera, corteza de corcho, etc., y las raíces lo harán, siempre y cuando la planta se mantenga en su lugar.

Así que en realidad si podemos mantener una planta en su lugar durante un mes o dos, se fijará por sí misma. Como es el caso en la naturaleza, el encajamiento entre dos superficies ayudará enormemente, y se verá mucho más natural.

Ya sea una bifurcación en una rama, o encajado entre dos secciones paralelas fijas. Simplemente atar, o atar la planta en su lugar, envolviendo las raíces principalmente.

Usar un cordel de aspecto natural obviamente mejorará la apariencia de la planta montada. Se puede añadir un poco de musgo esfagno y alguna corteza alrededor de las raíces para dar a todo el conjunto un aspecto más natural, y para ocultar el alambre/cuerda, aunque no debajo de las raíces.

No tiene sentido permitir que las raíces se adhieran al musgo cuando el musgo no es en sí mismo parte del sustrato. Una vez que la planta está establecida, cualquier material de montaje puede ser retirado, sin embargo si se utilizan materiales naturales, hilo de cáñamo, etc., pueden simplemente dejarse en su lugar para que se mezclen con las raíces de la planta, eventualmente biodegradándose.

Como se mencionó anteriormente, a veces puede ser esencial mover una planta dentro de la urna, o incluso darle un descanso del paludario por completo. Por esta razón puede ser preferible montar la planta en un pedazo de madera que sea en sí mismo el conjunto movible.

Otra opción es no fijar la planta de forma permanente. Se pueden crear pequeños “bolsillos” en toda la urna. Estas pueden ser cavidades permanentes de vidrio o plástico, típicamente disfrazadas con corteza de corcho, o incluso tela, típicamente de fibras naturales, sacos, etc.

Las bromelias en maceta pueden ser colocadas en estos depósitos, de nuevo algo disfrazadas con virutas de corteza, fibra de coco y musgo esfagno.

En un depósito bien realizado, estas apenas se notarán, pero ofrecen la ventaja de una fácil remoción de los especímenes.

Mantener una selección de bromelias en un invernadero a parte, por ejemplo, permite al cuidador del paludarium cambiar las plantas cuando sea necesario, por lo que la urna siempre se verá muy bien, pero las plantas pueden sufrir los cambios estacionales que experimentarían en la naturaleza.