Saltar al contenido

Cryptocoryne Parva

cuidados de la cryptocoryne parva

Ficha de la Cryptocoryne Parva

Especie Cryptocoryne
Dificultad Fácil
Altura de 4 a 6 cm
Crecimiento Muy lento
Plantado Medio – Delantero
Iluminación Baja – Media
Temperatura De 23 a 26 grados
Propagación Estolones

 

La Cryptocoryne Parva es la más pequeña de las variedades de cryptocorynes que se conoce, es endémica de las tierras altas del centro de Sri Lanka, cerca de la ciudad de Kandy (India), donde crece en comunidades densas como planta acuática sumergida y emergida creciendo en las orillas de los arroyos.

 

Ha estado presente en la acuariofilia durante muchos años, pero nunca ha sido muy común, muy probablemente debido a su tasa de crecimiento tan lenta. A pesar de esto, se puede encontrar sin muchos problemas entre los vendedores de plantas especializadas y aficionados.

 

Suele usarse como planta tapizante en acuarios grandes o se planta en los laterales en medianos y nano acuarios.

 

 

Su pequeño tamaño hace también de la cryptocoryne parva una planta de primer plano ideal, especialmente para acuarios pequeños y nano tanques. Toma bastante tiempo hasta que forma una población similar al césped, pero es su lento crecimiento lo que hace que esta planta sea muy fácil de mantener.

 

Cuidados de las Cryptocoryne Parva

Como se mencionamos anteriormente, la cryptocorine parva crece muy lentamente, algo que no cambia ni siquiera en condiciones ideales. A diferencia de la mayoría de las especies de Cryptocoryne, requiere una buena cantidad de luz.

 

Hasta cierto punto, perderá su bajo crecimiento en condiciones ideales y crecerá aún más lentamente de lo normal bajo una iluminación considerada adecuada para las especies relacionadas de bajos requerimientos. La adición de una gran cantidad de CO2 y fertilización de las raíces beneficia considerablemente el crecimiento.

 

Además la cryptocoryne parva parece necesitar una buena cantidad tanto de hierro como de potasio para se muestre en todo su explendor. Sin ambos, es susceptible a que las hojas se tornen amarillas y aparezcan pequeños agujeros.

 

Como su crecimiento es lento, la cryptocoryne parva es muy sensible al plantado y desplantado, que hace que se relentice su desarrollo, pierde hojas y raíces y debe adaptarse de nuevo en su lugar escogido. Son plantas que prefieren estar en el mismo lugar, son poco adaptables a los cambios en las condiciones de su medio.

 

Reproducción de las Cryptocoryne Parva

La propagación de la cryptocoryne parva sólo requiere de las condiciones y paciencia mencionadas anteriormente. Las nuevas plantas pueden obtenerse a través de brotes laterales o por estolones que crecen de la planta, los cuales aparecen con mayor frecuencia si la cultivamos en emergido.