Saltar al contenido

Cryptocoryne

cuidados de las cryptocoryne

Ficha del Cryptocoryne

Especie Cryptocoryne
Dificultad Fácil
Altura de 4 a 50 cm
Crecimiento Bajo
Plantado Medio – Delantero
Iluminación Baja
Temperatura De 23 a 26 grados
Propagación Estolones

 

Las Cryptocoryne o comunmente conocidas como (trompeta de agua) es un género con 69 especies (entre híbridos y variedades) reconocidas en la actualidad como plantas acuáticas que forman parte a la familia Araceae. Este género de plantas acuáticas está distribuido por todo el sudeste asiático desde Sri Lanka hasta Nueva Guinea, incluso pasando por la India y China.

 

Son unas de las plantas de acuario más difundidas y populares entre los amantes de la acuariofilia. Es famosa por la gran variedad de elección entre sus especies, formas, colores y tamaños. La mayoría de las especies de cryptocoryne conocidas entre los acuaristas son bastante duraderas y poco exigentes y son recomendables para principiantes.

 

Las Cryptocorynes tienen muchas formas, colores y tamaños diferentes. Su tamaño puede variar de varios centímetros llegar al medio metro; la coloración – de amarillo a marrón; las hojas pueden ser rectas y lisas, onduladas o en forma de espiral.

 

Dado que las cryptocorine son plantas que en la naturaleza crecen normalmente en emergido, prefieren un sustrato rico en nutrientes limosos y ligeros, pero a menudo pueden crecer con gravas o arena de grano fino como sustrato.

 

Sin embargo, hay un gran desorden en la clasificación de las especies de cryptocornyne. Hay un problema con la identificación de las especies y cómo difieren entre sí.

 

Hábitat en la naturaleza de las Cryptocoryne

Comúnmente llamada trompeta de agua, ya que la apariencia de su flor se asemeja a la de los instrumentos musicales de viento. El nombre latino de este tipo se originó del latín ‘crypto’ (‘oculto’) y del griego ‘koryne’ (‘mazorca’).

 

Tal nombre fue dado a los representantes de esta variedad debido a su estructura floral; porque los órganos reproductores de la planta están en su espádice. La cavidad que contiene la espádice se llama espátula. Este último tiene un órgano que produce polen, así como células especiales responsables de la coloración que atrae a los insectos a la cavidad para la polinización. El fruto de Cryptocoryne es un tipo de semilla segmentada.

 

Estas plantas habitan en islas grandes que tienen cuerpos de agua dulce interiores: Kalimantan (Borneo), Sri Lanka (Ceilán), Sumatra, Islas Filipinas y algunos otros.

 

No hay inundaciones altas y duraderas: las islas en general no tienen ríos grandes; en cuanto a Irrawaddy o Mekong, tienen un lecho de arroyo bastante inclinado y la inundación no dura mucho tiempo. En caso de obtener poca cantidad de luz, las cryptocorynes crecen más lentamente.

 

Durante casi diez años, el conocimiento sobre los biotopos naturales de las especies de cryptos ha aumentado considerablemente. Durante los estudios científicos se determinó que las cryptocoryne, que probablemente tienen un origen común, se han aclimatado a varios ecosistemas en el curso de la evolución.

 

Estas plantas están bastante diversificadas y se pueden encontrar tanto en los cauces de los ríos como en los ríos pequeños y medianos, que no suelen tener más de 20 metros de ancho, con caudales rápidos y lentos. Casi todas las especies de cryptocorynes son plantas anfibias capaces de crecer tanto en el suelo como sumergidas bajo el agua.

 

Los hábitats de muchos tipos de cryptocoryne son muy limitados y a menudo también forman una zona de distribución endémica. En la naturaleza, las criptocorináceas se aclimataron no sólo para vivir en ríos y arroyos de caudal rápido o lento, sino también en sus orillas y en varios bucles abandonados que se secan de vez en cuando, quedando pequeños lagos y charcos después de que los ríos se desbordan.

 

Los estudios realizados durante los últimos diez años del siglo XX han demostrado que muchos tipos de cryptocorynes tienen amplios hábitats naturales. Las poblaciones de Cryptocoryne que pertenecen a un mismo tipo se encontraron en diferentes áreas que están bastante alejadas unas de otras.

 

Cuidados de las Cryptocoryne

Las especies de Cryptocoryne incluyen especies muy simples que pueden ser cultivadas fácilmente incluso por principiantes y especies bastante complicadas de cultivar, que son un reto incluso para los profesionales.

 

Las especies de Cryptocoryne más conocidas no son exigentes en cuanto a las condiciones de los acuarios, por lo que estas plantas son la elección perfecta para tanques sin suministro de CO2 y con bajo nivel de iluminación. La planta prefiere obtener los nutrientes del sustrato, por lo que crecerá con éxito en sustratos viejos limosos o en sustratos con bases ricas en nutrientes especiales sin ninguna fertilización con fertilizantes líquidos.

 

Mantener las Cryptocoryne

 

Para el cultivo exitoso de cryptocoryne, cualquier cultivador de plantas de tanque debe seguir estas reglas muy simples.

 

La primera regla es: para simular el flujo de agua, el agua del tanque debe ser renovada con bastante frecuencia, tener un nivel de dureza de alrededor de 8-10 dGH y un nivel de pH en el rango de 6,8 a 7,8.

 

A diferencia de otras plantas de tanques, las cryptocoryne reaccionan de manera adversa a la presencia de fosfatos, carbonatos y nitratos en el agua del tanque. Para minimizar el contenido de estas materias en el agua, debes tener un número suficiente de plantas de crecimiento rápido en un tanque, ya que son consumidores activos de nitratos; la renovación regular del agua también es una necesidad.

 

Lo principal para la mayoría de las cryptocoryne es que los parámetros de su entorno deben ser lo más estables posible.

 

Una disminución insuficiente de la temperatura (1-3°С) no causará ningún daño a las cryptocoryne.

La segunda regla es: para el cultivo exitoso de criptocorynes debes proveerlas con el substrato apropiado. En estado silvestre, estas plantas crecen en diversos suelos: desde depósitos de lodo hasta guijarros de diversos tamaños. A menudo el fondo de estos ríos está cubierto con una gruesa capa de limo de hojas de diferente grado de descomposición.

 

Se recomienda añadir arcilla no grasa y fertilizantes compuestos (como tabletas que contienen microelementos y quelato de hierro, que es digerible para las plantas) en el sustrato inferior de un tanque donde crecen las criptocorinas.

 

La mayoría de los tipos de cryptocoryne tienen un sistema radicular fuerte, largo y muy ramificado. Por eso, el grosor recomendado de la capa inferior del sustrato no debe ser inferior a 6-8 cm. Con tal grosor de sustrato se deben tomar medidas adicionales para evitar la aparición de zonas anaeróbicas en el mismo.

La tercera regla es: la temperatura ambiente es un parámetro importante para las criptocorynes. Sus valores óptimos se encuentran en el rango de 23 a 26°С. Para ello es crucial mantener unas condiciones de temperatura estables con diferencias mínimas entre los valores de temperatura diurna y nocturna. Esta tarea se resuelve fácilmente mediante un calentador con interruptor termostático.

 

Con valores de temperatura del agua inferiores a 23°С, la mayoría de los tipos de criptocorina dejan de crecer, mientras que un impacto más prolongado de temperaturas aún más bajas, por regla general, causa la muerte de las plantas.

 

La cuarta regla es: la altura del nivel del agua es importante para el cultivo exitoso de cryptocoryne en un tanque. Se considera que el mejor valor es de 20-30 cm (desde el sustrato hasta la superficie del agua) para los tipos de criptocóridos de tamaño pequeño y mediano. Proporcionado con tal altura de agua, las criptocorinas muestran una coloración más brillante, que la de los tanques altos completamente llenos de agua.

Un tanque de unos 100-120 cm de largo y 35-40 cm de alto será el mejor para el cultivo de cryptocorynes. Esto se debe a que la mayoría de las criptas tienen un aspecto más ornamental cuando se plantan como un grupo grande, lo cual es difícil de hacer en un tanque corto y estrecho.

 

La quinta regla es: iluminación – este es un parámetro importante para el cultivo efectivo de criptas. A pesar de que se piensa ampliamente que las criptocorinias son poco exigentes en términos de iluminación, de hecho para la mayoría de los tipos es un parámetro bastante crítico, así como la duración de la luz del día y la estructura espectral de la luz.

 

El mejor espectro de luz puede obtenerse combinando lámparas fluorescentes blancas y blancas cálidas o utilizando lámparas fitoeléctricas especiales.

 

La sexta condición para que el cultivo de cryptocoryne tenga éxito es ponerlos en un tanque a tiempo. Se recomienda plantar criptos en un acuario con equilibrio biológico previamente establecido.

A diferencia de otras plantas de roseta, las criptocorynes se colocan fácilmente en el entierro del cuello de la raíz: incluso si la planta es demasiado profunda, crecerá sin ayuda. No rasgar o cortar las raíces a menos que sea realmente necesario, ya que las nuevas crecerán sólo varias semanas después. Al plantar cryptocoryne en el sustrato se pueden poner raíces muy largas en una espiral.

 

No se debe remover el sustrato en un tanque con cryptocorynes; esto se debe hacer sólo si las plantas comienzan a crecer más lentamente, ya que la mayoría de los tipos de plantas prefieren sustrato limoso.

 

Reproducción de las Cryptocorine

La reproducción de esta especie de planta acuática en estado salvaje normalmente lo hace mediante la polinización de sus características flores y por consecuencia la creación del fruto y las semillas.

 

En nuestros acuarios la forma en la que veremos reproducirse nuestras Cryptocorines será por medio unos estolones que irá la planta produciendo lentamente creando nuevas pequeñas plantas que se irán poco a poco desarrollando y creando nuevos mazizos de hojas.

 

Cryptocoryne
5 (100%) 11 votes