Saltar al contenido

Fissidens Fontanus

ficha musgo fissidens fontanus

Si estás buscando una nueva incorporación a tu acuario, el musgo está siempre en la parte superior de la lista por su facilidad de cuidados y la naturalidad que aportan a nuestros acuarios por no habalr de su belleza.

Hablando de musgos.

Muchos de ustedes probablemente reconocerán el musgo de Java o el Christmass moss, ¿verdad?

Son increíbles, pero demasiada gente ya lo está usando.

¿Por qué no probar algo nuevo que sea menos popular pero que se vea estéticamente bonito?

¿Estás interesado en saber más? Te presentamos al musgo Fissidens Fontanus.

Ficha Fissidens Fontanus

Especie Fissidens Fontanus
Familia Fissidentaceae
Procedencia Estados Unidos y otras partes del mundo
Dificultad Fácil
Altura de 2 a 13 cm
Crecimiento Lento
Plantado Medio – Delantero
Iluminación Baja – Media
Temperatura De 15º – 25º
Propagación División de tallos

¿Cómo es el musgo Fissidens Fontanus?

cuidados del musgo fissidens fontanus

Lo entendemos, el nombre científico siempre es difícil de recordar.

Probablemente tengas una mejor idea si lo llamamos US Fissidens, musgo de bolsa de agua, musgo palmera o musgo fénix.

Es un delicado musgo acuático verde oscuro con forma de pluma que comúnmente crece en madera y rocas que se encuentran en ríos y lagos para formar cojines redondos.

Musgo Fénix características

Los musgos que pertenecen a la familia Fissidentaceae y su género forman hasta 400 especies diferentes de musgos.

Es una planta sumergida que se ancla en objetos estables mediante el uso de rizoides pardos. Su crecimiento comprende la formación de nuevas hojas a lo largo del tallo. Mientras que el tallo es el principal accesorio de las hojas, hay ramas ocasionales en las que las hojas crecen en posiciones alternas.

La especie más común es el Fissidens Fontanus “Phoenix Moss” es un musgo acuático que se ha vuelto una de las más utilizadas por los aficionados al Aquascaping.

El género Fissidens podemos encontrarlo creciendo de forma natural en diferentes partes del mundo y contiene muchas otras especies como: Vietnam, Nobilis, Mini Taiwan o Miroshaki que han llegado a convertirse en pequeñas joyas de coleccionismo en miniatura para los aficionados a las plantas acuáticas.

El tallo crece hasta una altura máxima de 13 cm. Para distinguir el musgo de otras plantas, la estructura física de la hoja es esencial.

Las hojas jóvenes son de color verde claro, pero éste cambia a verde oliva y eventualmente a negro con la edad. La hoja es lisa, sin vello, y muy suave con márgenes desdentados.

Reproducción del musgo Fissidens Fontanus

Al ser un musgo, el musgo fenix no tiene flores y por lo tanto no tiene frutos.

Ocasionalmente, las cápsulas con esporas se desarrollan en las setae y luego se caen de la planta madre antes de la madurez.

El agua lleva estas cápsulas a lugares en todo el acuario, después de lo cual la tapa que encierra la cápsula se cae y permite la liberación de esporas.

En otras ocasiones, el musgo se reproducirá de forma asexual.

Los tallos secundarios desarrollarán rizoides en su base y cuando estén firmemente anclados al sustrato de crecimiento, se desprenderán de la planta primaria para formar una planta clon.

Cuidados del musgo Fissidens Fontanus

Al igual que cualquier otro musgo, Fissidens Fontanus se desarrolla bien en las regiones más frescas y sombreadas.

La especie es sensible, tanto a la luz como a la temperatura.

A menudo, el musgo se comporta relativamente bien en invierno, pero se vuelve completamente marrón en verano debido a demasiada luz y calor.

El musgo requiere sólo una pequeña cantidad de dióxido de carbono.

En cuanto a la calidad del agua, es preferible un pH de 5-7.

El musgo Fissidens prefiere el agua ácida y blanda para crecer y desarrollarse en buenas condiciones, son musgos de crecimiento lento de muy fácil cuidado, pero son sensibles a los cambios bruscos en los parámetros del agua, pudiendo parar el ritmo de crecimiento o que les afecte en su salud pudiendo llegar a deshacerse

Temperatura ideal para el Fissidens fontanus

Si te planeas conseguir un musgo de esta especia, recuerda que el Fissidens Fontanus es sensible a la temperatura.

Pueden crecer bien en las regiones frescas y secas, a diferencia de otras plantas.

Si observamos, la mayoría de los musgos que crecen naturalmente, se encuentran más a menudo en las zonas más frescas y sombreadas.

Si bien también puede crecer en condiciones que van desde 4-26° Celsius, relativamente le va mejor entre 15-25°, con una temperatura óptima de 25° Celsius, a la cual producirá una coloración verde brillante.

Temperaturas más altas harán que el musgo produzca hojas de color verde oscuro, pequeñas y frondosas.

Phoenix Moss, ¿dónde encontrarlos?

La planta es originaria de los Estados Unidos. De hecho, es una planta relativamente recién descubierta. Eso es lo que la hace interesante, ¿verdad? Aunque como hemos dicho anteriormente otras especies crecen en diferentes partes del mundo.

Si te quieres hacer con uno hoy en día las tiendas especializadas en acuariofilia suelen tenerlos de diferentes variedades.

Por lo general, podemos encontrarlos creciendo en ríos y lagos anclados a rocas o maderas formando un extenso tapiz de brotes compactos y aterciopelados. Mientras se encuentren rodeados de un ambiente de alta humedad, podrás verlos creciendo fuera del agua, cerca de zonas de agua limpia y sombreadas.

En su hábitat, los musgos Fissidens son muy sensibles tanto a la temperatura como a la luz. En realidad, pueden aguantar el verano y el invierno, pero se vuelve de un color marrón con condiciones extremas para ellos, cuando el tiempo es adecuado para ellos vuelven a rebrotar con su color verde intenso.

Algunas especies de Fissidens, las mas raras, (endémicas) solo se encuentran en pequeñas zonas o bosques del mundo, en pequeños tramos de unos cuantos cientos de metros, por ello la gran mayoría de especies raras y difíciles de conseguir son criadas por aficionados que las cultivan en sus propios acuarios.

Conclusión

Terminó la guía para sobre el recién descubierto Fissidens Fontanus. Si estás buscando una nueva incorporación a tu acuario, este musgo es digno de atención.

No sólo porque es muy fácil de cuidar, sino porque también se ve muy natural y bonito cuando está adherido a una raíz o piedra. El lugar perfecto para tus caracoles y larvas (alimento extra para peces).

¿Qué piensas? ¿Vale la pena tener este musgo?
Háznos saber tu opinión en el formulario de comentarios de más abajo.