Saltar al contenido

Hemianthus Callitrichoides Cuba

cuidados de la Hemianthus Callitrichoides cuba

Ficha de la Hemianthus Callitrichoides

Especie Hemianthus Callitrichoides
Dificultad Alta
Altura de 1 a 6 cm
Crecimiento Rápido
Plantado Medio – Delantero
Iluminación Alta
Temperatura De 20 a 28 grados
Propagación División de tallos

 

Planta Hemianthus Callitrichoides Cuba

Es una planta acuática bastante difícil de cultivar, pero es una planta de acuario muy atractiva.

 

Se trata de una planta tapizante, una de las plantas de acuario más pequeñas y una de las más buscadas para mantener por los acuaristas. La planta es perfecta para el plano frontal de los nano acuarios o acuarios de mayores dimensiones.

 

Se utiliza muy a menudo para decorar acuarios al estilo Iwagumi (el nombre proviene de la palabra iwa – “una piedra” y gumi – “formación”). La planta Cuba es la más conocida, pero más bien exigente, utilizada en el paisajismo acuático. Esta planta crea una alfombra increíblemente hermosa en el fondo del acuario.

 

La Hemianthus callitrichoides fue descubierto por Holger Windelov (fundador de la compañía Tropica) durante la estación seca en el río con las rocas visibles de este, no lejos de Las Pozas, a 90 km al este de La Habana (isla de Cuba). La planta creció rodeada de grandes piedras a nivel del agua a unos 50 cm de altura.

 

Hemianthus Callitrichoides Cuba forma pequeños claros gruesos de color verde que resisten a flujos de agua bastante fuertes, especialmente durante las temporadas de lluvias, cuando la plataforma se sumerge hasta 1 m de profundidad.

 

Según los últimos datos Hemianthus callitrichoides crece sólo en Cuba, sin embargo Hemianthus micranthemoides también se encontró en Norteamérica. En la afición del acuarismo se ha utilizado sólo desde 2003, pero desde entonces se ha convertido en la planta más popular entre los acuaristas profesionales que crean paisajes naturales (aquascapes).

 

 

Características de la Hemianthus callitrichoides

La apariencia de la planta es una copia en miniatura de la de Hemianthus micranthemoides y también tiene un gran parecido a la Micranthemum Montecarlo. La Hemianthus callitrichoides forma pequeñas masas cortas de unos 3-6 cm de altura y difiere del Hemianthus micranthemoides en hojas más pequeñas y un tallo más corto.

 

Mantenimiento de la Hemianthus callitrichoides

La planta es un reto para mantener, por lo que no es recomendable para acuaristas principiantes. Tiene altas exigencias en cuanto a la composición de las sustancias minerales. Requiere un sustrato de grano pequeño, un alto nivel de iluminación y un suministro artificial de CO2.

 

Se recomienda plantar Hemianthus callitrichoides “Cuba” a varios centímetros de distancia entre sí. La condición esencial para el éxito del cultivo de la planta es una fuerte iluminación, el suministro de CO2 y la fertilización.

 

Cuidados de la Hemianthus callitrichoides

La planta es tolerante a la falta de luz y puede desarrollarse con éxito en tales condiciones, pero en este caso crece alargada. Sin embargo, si la luz es muy débil, la planta deja de crecer. Cuanto más fuerte es la iluminación, más gruesa es la alfombra que forma y a partir de ahí sus tallos se soportan entre sí.

 

Esta planta es bastante exigente en términos de fertilización, especialmente en cuanto al contenido de hierro en el agua. En caso de falta de este último sus hojas se vuelven pálidas y pequeñas. Por eso es imprescindible utilizar fertilizantes líquidos que contengan hierro en una dosis precisa.

 

Después de añadirlas al agua del tanque, las hojas de la planta recuperan rápidamente su color inicial. Por lo tanto, esta extraordinaria planta también puede ser utilizada como un indicador del contenido de hierro en el acuario.

ficha de la hemianthus callitrichoides cuba

Dotada de condiciones óptimas, resulta ser una planta de crecimiento bastante rápido, que ya requiere fertilización en 3-4 semanas después de su plantación. El suministro adicional de CO2 junto con un alto nivel de iluminación causan un aumento de la tasa de crecimiento de la planta. Es por eso que requiere algún tipo de recorte de vez en cuando.

 

Si se crean las condiciones ideales para el crecimiento de la planta, se puede prescindir del suministro de CO2. Sin embargo, la adición de CO2 acelera la tasa de crecimiento de las plantas en varias ocasiones.

 

La temperatura óptima para la Cuba es alrededor de 25°C, aunque está bastante bien con el rango de temperatura de 20 a 28°C.

 

Dado que el sistema radicular de la planta es bastante débil, no se recomienda mover el sustrato que la rodea. No debe permitir que la alfombra crezca por encima de los 2 cm de altura, ya que esto puede provocar que se desprenda del sustrato.

A la planta le gusta el flujo de agua moderadamente fuerte y la filtración, así como la renovación regular de agua. Si el agua se estanca, el ritmo de crecimiento de la planta se ralentiza. En caso de filtración insuficiente, se cubre de algas y pierde su atractivo.

 

La cosa más crucial y problemática para un acuarista es el proceso de plantación de Hemianthus callitrichoides. Como ya hemos mencionado anteriormente, para que crezca con éxito la planta requiere un sustrato de grano pequeño, así como la ausencia de peces que excavan el fondo del acuario.

 

Reproducción de la Hemianthus callitrichoides

Hay dos formas de plantar la Cuba:

La primera es cuando se colocan pequeños racimos de la planta (no más de 1 cm de diámetro) en cavidades en el sustrato y luego se entierran de manera que sólo queden varios tallos por encima del sustrato. Un tiempo después la planta aparece en la superficie del sustrato y comienza a brotar activamente.

 

La segunda forma se basa en la plantación de brotes separados (alrededor de 2-3 de ellos). Este enfoque se utiliza cuando no se dispone de suficiente material de plantación. Para ello se necesitan pinzas largas y delgadas. Los planos se entierran completamente en el sustrato y sólo queda su parte superior en la superficie. La parte inferior del tallo con hojas sirve como ancla que sostiene la planta en el sustrato hasta que forma sus raíces. Para crear una alfombra sólida, la distancia entre plantas separadas no debe exceder 1 cm.