Saltar al contenido

Musgo de Java

musgo de java cuidado vesicularia dubyana

Ficha del Musgo de Java

Especie Taxiphyllum barbieri
Dificultad Fácil
Altura de 2 a 10 cm
Crecimiento Lento
Plantado Medio – Delantero
Iluminación Baja – Media
Temperatura De 20 a 28 grados
Propagación División de tallos

 

El Musgo de Java en el acuario

Esta vez vamos a hablar de una planta acuática muy utilizada en la acuariofilia. Me refiero al musgo de Java, su nombre científico es Vesicularia dubyana y es una planta de requerimientos bajos.

 

Taxiphyllum barbieri también conocido como’Java Moss’, es bastante común en el hobby. Originalmente se encuentra en el sureste de Asia, se puede encontrar creciendo emergiendo en troncos de árboles caídos y rocas en áreas húmedas. Esta especie también se encuentra a menudo en las orillas de los ríos inundados estacionalmente. Aunque los aficionados lo han denominado desde hace mucho tiempo en Vesicularia, el musgo de Java está en el género Taxiphyllum. Esta popular y ubicua planta se encuentra fácilmente en línea y en tiendas locales.

 

El musgo de java crece en los cursos de agua tropicales más lentos de Java Sumatra, borneo y los archipiélagos de alrededor. Suele crecer en zonas más sombreadas y puede sobrevivir en distintas profundidades. Normalmente podemos encontrarlo en las orillas de lagos y ríos.

 

Pertenece a la familia Hypnaceae y proviene del sudeste asiático. Esta es la especie de musgo más conocida en el mundo de la acuariofilia. Su mantenimiento es sencillo y se puede mantener incluso sin luz aunque por supuesto, temporalmente, pero no crecerá.

 

Cuidados del Musgo de Java

Para mantenerlo en óptimas condiciones en nuestro acuario tendremos que limpiarlo de vez en cuando succionando la suciedad con una manguera, pues entre sus tallos quedan anclados los diferentes desperdicios que circulan en el acuario, con los gambarios no hace falta ya que nuestras gambas son unas grandes limpiadoras y mantendrán nuestro musgo en perfectas condiciones.

 

Sí aportamos todo lo que necesita en nutrientes el musgo de java es capaz de alcanzar un gran tamaño hasta llegar a cubrir todo el acuario si no lo controlamos. Al inicio de plantarlo le cuesta crecer debido a que tiene que aclimatarse. Sin embargo, una vez se ha aclimatado en nuestro acuario conseguiremos un ritmo de crecimiento bastante rápido.

 

El T. barbieri es bastante fácil de cultivar, tolerando y creciendo en una amplia gama de condiciones de agua después de un período de aclimatación. Aunque puede tolerar temperaturas de hasta 29 grados, el musgo de Java crece más rápidamente y se ve más saludable en aguas más frías de alrededor de 24 grados.

 

Esta planta es poco exigente en cuanto a la iluminación, creciendo bien tanto en la luz alta como en la baja, la planta crecerá densa y exuberante, mientras que en la luz baja, la planta será más oscura y más delgada. Mientras que el CO2 y la fertilización mejorarán las tasas de crecimiento, este musgo también prosperará sin ellos. Para promover un color verde profundo y saludable, se recomienda la fertilización con hierro con un fertilizante líquido comercial.

 

EL MÁS VENDIDO

Hilo invisible fijador de Musgo de Java

VER PRECIO EN AMAZON

Compra este producto hoy, y disfrútalo mañana

 

¿Cómo plantar el musgo de Java?

Dependiendo del propósito de plantar tu musgo java en el acuario, hay diferentes maneras de incorporarlo.

La forma más sencilla es dejarlo como una planta flotante. Si eliges esta opción, puedes literalmente hacer estallar la planta en su acuario y dejarla.

 

La mayoría de las personas prefieren que la planta se adhiera a algo para que se quede en un solo lugar. La propagación del musgo java es realmente simple. Cuando una pieza se corta de otra, continuará creciendo y formando más musgo java.

 

Para plantar el musgo debes colocarlo en una capa delgada sobre la roca o madera a la que deseas unirlo, y asegurarlo con hilo de pescar o hilo del mismo color.

 

Una vez que el musgo se ha adherido de forma natural, después de un mes más o menos, el hilo puede ser removido.

 

Plantar el musgo de java como planta tapizante o en las paredes del acuario.

Otra forma popular de cultivar musgo java es como planta tapizante o en la pared del acuario. Esto proporciona a tu acuario un suelo o pared estéticamente agradable y es fácil de mantener.

 

Para crear un tapizado, necesitarás dos piezas de malla y un poco de hilo de pescar. Es importante asegurarse de que todos los materiales que pongas en tu acuario no sean tóxicos.

 

Coloca tu primera pieza de malla y cúbrela ligeramente con musgo java. Puedes cortar pedacitos para colocarlos de manera que queden planos, no te preocupe por mantenerlos enteros. Una vez que tengas una buena cobertura, coloca la segunda pieza de malla en la parte superior y usa hilo para asegurar las dos piezas juntas.

 

El musgo en forma de sándwich puede ser colocado en el tanque y lentamente comenzará a crecer a través de la malla, proporcionándole una cama de musgo visualmente impresionante que puedes utilizar para cubrir el sustrato o la pared.

 

Árboles de musgo de Java

El musgo de Java también se puede utilizar para crear árboles, utilizando un trozo de madera o rama que se mantenga en posición vertical. Lo ideal es elegir un trozo de madera que dé una apariencia de árbol con unas pocas ramas que se extiendan hacia afuera. Alternativamente, puedes atar o pegar varias piezas de madera para formar un árbol. Recuerds que cualquier pegamento que utilices debe ser adecuado para el uso en acuarios, como el cianocrilato.

 

Usando pequeñas cantidades de pegamento, adhiere el musgo a sus ramas en pequeñas cantidades. Una vez que haya pegado todo el musgo, recorta cualquier trozo extra de musgo para crear un aspecto en forma de árbol.

Luego coloca el árbol con el musgo en tu acuario.

 

como plantar musgo de java

 

Cosas a tener en cuenta sobre cómo criar el musgo de java

Antes de plantar tu musgo de Java, hay algunas cosas a tener en cuenta, tales como:

Corriente y movimiento: Si tu acuario no tiene suficiente corriente, existe la posibilidad de que no se suministren los suficientes nutrientes a tu musgo. Lo más probable es que el musgo de Java comience a marchitarse. Asegúrate siempre de que haya movimiento de agua y corriente en el tanque.

 

Fertilizante: Si decides usar abono, recuerda que un poco sirve de mucho, así que úsalo con moderación. Demasiado fertilizante puede incluso dañar la planta y causar lo que se conoce como “quemadura por nutrientes”.

 

Fíjalo correctamente: Como se mencionó anteriormente, siempre es importante anclar el musgo correctamente. Una de las mejores maneras de hacerlo es utilizando un hilo específico como el que recomendamos más arriba. Mediante el uso de malla, los finos tallos podrán agarrar firmemente en la malla. También pueden entrelazarse con la red y no se alejan tan fácilmente.

 

Características del musgo de java

Hablamos de una planta tapizante deporte muy denso y que crece en filamentos como lo hacen todos los musgos.

 

Estos filamentos son bastante alargados y están compuestos por hojas muy pequeñas opuestas y puntiagudas. Sus hojas parecen escamas y se entrelazan entre los diferentes tallos que componen la planta. Esto hace que su densidad sea aún mayor y se forme una masa de musgo.

 

La estructura que crea el musgo de java hace que sea un lugar ideal para la puesta y desarrollo de pequeñas larvas, gambas, cangrejos y muchas especies de peces. Las hojas que lo componen tienen un tamaño sobre los 1,5 milímetros de ancho y 1 cm de longitud, con forma irregular. Si hablamos de la coloración del musgo de java su color más habitual es de un verde claro intenso también podemos encontrarlo con tonalidades algo más oscuras no siendo este color el habitual.

 

El Taxiphyllum barbieri es muy versátil en aquascaping. La planta se presta bien para ser adherida a las rocas o a la madera flotante, dando a estos elementos de difícil acceso una apariencia envejecida e intemporal. Este musgo también se puede utilizar como planta tapizante de primer plano en situaciones de poca luz. Los holandeses han utilizado Taxiphyllum barbieri en sus paredes de musgo de fondo durante décadas. La planta puede incluso prestarse bien a un topiario, ya que puede ser fácilmente transformada en una llamativa bola redonda con una poda cuidadosa.

 

como criar musgo de java

 

Reproducción del Musgo de Java

El musgo de Java en el acuario
Para que el musgo crezca en óptimas condiciones necesitamos cumplir unos requisitos básicos durante la etapa de su plantación en nuestro acuario. No necesita ser plantado sobre el sustrato.

 

Prefieren desarrollarse sobre objetos cómo pueden ser ramas o rocas. Gracias a esta cualidad para plantar el musgo no tenemos que tener en cuenta el sustrato. Para que el musgo se pegue tanto a rocas como madera podemos conseguirlo fácilmente con un hilo de costura o de pescar incluso podemos usar cianocrilato.

 

Una vez hemos plantado el musgo de java, con el transcurso de los días poco a poco se irá extendiendo en la zona plantada en el que ha sido fijado. Si así lo queremos podemos podar el musgo para que adquiera la forma deseada, simplemente tirando de los brotes más largos con las yemas de los dedos.

 

Para que esta planta tenga un crecimiento correcto tenemos que tener en cuenta algunos factores. Primero podemos hablar de la iluminación, ya que en su habitat natural prefiere las zonas sombreadas, tenemos que tenerlo en cuenta a la hora de plantarlo en nuestro acuario, aunque sí mantenemos un equilibrio con nuestro abonado y parámetros del agua podemos cultivarlo con luz directa.

 

No requiere una adición de CO2 o abono si lo añadimos a nuestro acuario en las correctas dosificaciones la velocidad de crecimiento se dispara.

 

En cuanto a las condiciones del agua que necesita el musgo de java, su temperatura ideal debe de rondar los 18 a 26 grados. De esta forma conseguiremos las temperaturas de desarrollo de su habitat natural el pH del agua debe de estar entre 6, y 8 y su dureza entre 10 y 12.

 

Para reproducir en musgo de java la técnica es muy fácil, simplemente cortando trozos de este y pegándolos en una nueva zona de nuestro acuario. Mientras más filamentos unamos a la nueva zona antes se cubrirá con este.

 

El musgo de java crece muy bien en cáscaras de coco, maderas, y rocas volcánicas dónde tiene una gran adherencia a ellos. El musgo además de ser una planta acuática y también puede crecer en zonas emergidas pero siempre con la humedad necesaria.